domingo, 28 de diciembre de 2008

miércoles, 10 de diciembre de 2008

de la recogida de la oliva...



que las olivas negras, son las verdes que han madurado. El mismo árbol primero las tiene verdes y luego se vuelven negras. Al estar maduras es cuando se recogen para moler. Los listos que piensen que esto es de perogrullo que se lo miren, que cada uno sabe de lo que sabe. Os mando a una web de aceite, para que sus instruyáis...

miércoles, 3 de diciembre de 2008

zuko 103


no lo puedo evitar, me gusta presumir. Y me gusta presumir sobre todo de amigos, amiga en este caso. La historia es larga, quizás un dia os la cuente con detalle. Pero el último capítulo hasta hoy es esta foto de Liliana; un precioso recuerdo de un concierto en Girona, un viaje; siempre son iniciáticos; y unas canciones. Canciones para bailar.

sábado, 29 de noviembre de 2008

yoga nidra...


mañana de sábado, ha llovido, el otoño campa por sus respetos y apetece quedarse en el nido.
Una fuerza extraña me lleva a la calle. A las 10,00 empieza el taller de yoga nidra de Neelam. Pensando que el mal tiempo; lo de malo es un decir; el día es precioso; va a retraer a la gente del taller no tengo prisa y sin embargo a las 9,00 ya estoy en el coche. Paso a buscar a una amiga y nos vamos a la república independiente de Torrero. Al llegar vemos que no somos los primeros. A las 9,25 ya hay una veintena de personas. Llegaremos a 90. Cogemos sitio y al tajo.

Por la tarde, la puesta de sol que veis. La belleza del breve instante del "por do sol".

miércoles, 19 de noviembre de 2008

como si no hubieramos respirado nunca...


lo mio son las fotos; asi que si quereis ver texto, o sea leer, me mandais lo que os parezca...

y lo publicaré.

martes, 4 de noviembre de 2008

las ánimas de Radiquero...

... os desean un feliz equinoccio de otoño. Que degusteis hongos, el vino nuevo y todas las viandas que se pongan a tiro.
Podeis ver las fotos de la última noche de ánimas aquí.

domingo, 2 de noviembre de 2008

de las ánimas...


que van y vienen...

y por el camino se entretienen. Y en Radiquero hemos pensado en animar este entretenimiento con algunas cosillas. Sobre todo de comer y beber y; ahí los cuentos; el miedo. Mitos de la siembra y del eterno retorno...

http://www.radiquero.com

miércoles, 29 de octubre de 2008

de la economía...

... y su comprensión. ¿Qué es una subprime?

Estos amiguitos dan una visión bastante precisa. Espero que os interese.

lunes, 27 de octubre de 2008

volvemos al camino de la iluminación...

... y otra vez desde India nos muestran la senda para conseguir esa tan ansiada iluminación. Espero que os sirva en vuestro sendero interior.

Recordar, sonreir en el esfuerzo...
video

domingo, 5 de octubre de 2008

se nos acabó...


11 de septiembre. Jueves.

Nada es para siempre y hoy es el ultimo día de estancia en Itaparica. Nuestro avión sale a las 11 de la noche de salvador, asi que aun tenemos toda la mañana para disfrutar. Hoy nos vamos a Catú en barca con un almuerzo que nos comeremos a la sombra de las palmeras en la playa y al lado de unas surgencias de agua dulce. Luego nos metemos al interior y paseamos por allí. Es una zona muy verde y frondosa, esta casi toda vallada porque hay mucho terreno particular. Hay una zona en la que querían construir un hotel pero de momento parece que se ha paralizado y solo quedan los terrenos vallados. Supongo que sera cuestión de tiempo, o a lo mejor no, pero de momento toda esta zona esta tal cual, natural, virgen y es genial. Hemos tenido mucha suerte de encontrar un rincón así y a una pareja como Wander y Adriana. Hoy comemos en casa con nuestros anfitriones que luego nos llevaran amablemente hasta Mar Grande y allí nos despedimos hasta pronto (lo hacemos rápido que las despedidas no nos gustan) y montamos en la barca que nos llevara a Salvador. El trayecto resulta de lo mas entretenido. Tenemos olas y la barca se mueve como en las ferias, se me hace un poco largo y me costara que mi estomago se ponga en su sitio. Pereira ¡como no! nos espera con su taxi musical y nos lleva al aeropuerto.
¡Volvemos a casa a esperar el otoño!

Las fotos aquí...

10 de septiembre de 2008


10 de septiembre. Miércoles.

Hoy sale nublado. La idea era que nos dejaran en Catú pasándonos con la barca, pero finalmente no se puede por el tiempo, así que nos iremos todos a Aratuba a comer. Es un pueblo muy turístico en el verano. Parece ser que sus bares que por un lado dan a la playa y por otro a la calle, se llenan de gente y música. Hoy sigue nublado y los bares-restaurantes están cerrados, pero al llegar wander habla con los dueños de uno de los rest que viven enfrente y no tienen inconveniente en abrir la cocina y prepararnos una moqueca de langosta ¡para chuparse los dedos! Nos preparan la mesa en el porche un poco al abrigo porque hoy hace fresquito. Comemos viendo el océano. Lujo tropical. Por la tarde ya de vuelta a casa, disfrutamos del ultimo atardecer. Vemos pasar 1 hombre corriendo por la playa con pesos en los tobillos (aquí hay bastante culto al cuerpo) y una mujer pescadora, con sus aperos y llena de colorines. Cuenta wander que esta mujer en tiempos sufría de constantes dolores de cabeza hasta que un día empezó a ponerse flores en la cabeza y desaparecieron los dolores. Desde entonces siempre se adorna con un prendido de flores frescas ¡que guapa! Hoy nos hacemos la última sesión al anochecer y luego visionamos fotos con wander y adri.

el 9...


9 de septiembre. Martes

Hoy nos iremos al pueblo de la cerámica, maragojipinhos (creo que se escribe así). Salimos sobre las 11 con Adriana. El trayecto es mas largo de lo que pensábamos. Cruzamos el puente que une la isla con el continente y llegamos al pueblo que también es de lo mas autentico. Tiene unos 105 artesanos de la cerámica. Los lugares de trabajo y de venta son cabañas, unas mas grandes que otras, con su antiguo horno de piedra. Allí veremos apilados montonadas de platos, vasijas, jarras, ollas, cerditos, figuritas varias… vemos como trabajan el barro, mas tarde veremos como cargan un barco de vela con productos ya terminados, que llegará a salvador de bahía para descargar la mercancía por ejemplo, en el mercado modelo. Nosotros preferimos comprar algún detalle para la familia, aquí en el pueblo. Nos iremos a comer a Nazare. Es un pueblo mucho mas grande que ninguno de los que hemos visto, con casonas de estilo colonial y un río que lo atraviesa. Después de comer (en una churrascaria donde probamos la carne argentina, buenísima) nos perdemos por el mercado de Nazare que no tiene desperdicio. A las 4 ya decidimos volver no sin antes hacer una paradita en el río, y caminar un rato por el camino que lo vadea hasta un alto desde donde se divisan praderas verdes con vacas y ovejas pastando, palmeras , bambú, … resulta alucinante, como todo lo visto hasta ahora.
Llegamos a casa a punto de ver la puesta de sol, luego caipirinha en el bar de Santana…

el 8 de septiembre nos depara sorpresas, como todos los dias...



Hoy va a ser un día tranquilo. Wander y Carlos van al pueblo de al lado para hablar con un pescador amigo a ver si por lo menos un día puede salir a bucear. Parece ser que hay mantas (aunque pequeñas) y a veces incluso delfines. Hoy Wander nos prepara en casa un pescado envuelto en hoja de platanero y a la brasa con pimientos, tomates y pataticas. Delicioso, un lujazo. Puesta de sol fantástica. Vienen niñas a ver a Adriana que tiene con los niños y niñas un proyecto muy majo, hacen actividades como teatro (el año anterior prepararon uno sobre el circo y se aprendieron todas las canciones de los payasos de la tele) hacen pulseritas, les enseña español y están encantadas-os. Cuando se va a España la echan de menos y están deseando que vuelva

siete de septiembre, suma y sigue...



7 de septiembre. Domingo.


Como nos acostamos tarde nos levantamos tarde ( a las 8) y sin resaca . Hoy en el desayuno hay crepes de plátano que nos prepara Adriana. Sobre las 10 Adriana nos llevara en coche a Baiacú. Antes de llegar al pueblo visitamos una iglesia en ruinas que se sostiene por los árboles que crecen y echan sus raices entre sus muros (nos acordamos de Angkor) hay un chico que dice es el que la limpia y guarda y nos cuenta que se celebran misas cristianas y también ceremonias de candomble. Ponen el altar al fondo, donde se encuentra una cruz, y hacen un pasillo con palmas y velas (tiene que ser digno de verse) hay también altarcillos con santos (hay mucho san jorge con el dragon que aquí se le llama no se como) en las ceremonias a cada santo se le ofrece un fruto y una vela con su color. Dejamos la iglesia y llegamos al pueblo que es brasil profundo. Son pescadores y hay buen marisco para comer nos han dicho, asi que nos comemos una moqueca de marisco en casa çeçe. Debe ser porque es domingo todo el mundo esta en la calle, bebiendo cerveza en la plaza y con música bien fuerte ¡vaya marcha a las 12 del mediodia! Monton de niños tambien que quieren que les hagamos fotos para despues verse en la pantalla. Posan siempre poniendo cara de malos, o disparando o poniéndose cuernos, sobre todo hay uno que se llama giovanni… asi que nos ponemos las botas de hacerles fotos. Es un pueblo muy humilde pero con encanto, como todos. Cerca de la playa hay secaderos de pescado. La gente encantadora como siempre, nos hemos sentado a tomar una skol bien fría y todo el mundo te mira y sonríe. Aquí es donde mas casitas de barro veo. Se están prohibiendo porque se crían unos insectos en ellas, tambien hay mulos y caballos que llaman patas largas que son montados de una forma muy especial, mientras el caballo va al trote el jinete ni se cantea. Baiacú me parece de lo mas autentico. Esta tarde carlos nos dara una sesion de yoga al atardecer, cuando terminamos es ya de noche y vemos los tres a la vez una estrella fugaz bien grande, todo un detallazo.














domingo, 28 de septiembre de 2008

seis de septiembre


6 de septiembre. Sábado.

Realmente es como volver a casa. La chapada nos ha parecido preciosa pero como la isla y el mar ¡nada! Retomamos las buenas costumbres, a las 7 baño en el mar, ducha y desayuno. Hoy repetimos arenal, que no tiene desperdicio, y como es mas tarde que la primera vez y la marea esta alta resulta totalmente diferente. A las 12 comemos. Sobre las 4,30 decido salir a la playa a leer y ver el mar y ¡oh fortuna! Oigo gritos de niños y entre ellos un adulto que resulta ser un maestro de capoeira angola y que esa tarde entrena en la playa ¡delante de mis narices! No puedo creerme la suerte que tengo, porque es genial verlos bailar pero entrenar… Los crios (que son hijos y sobrinos del maestro) quieren aprender y tratan de imitarlo, carlos y yo hacemos fotos que luego le regalaremos en un cd (recuerdo que en salvador por hacer una foto me pidieron dinero, es la diferencia entre un sitio turístico y otro que no lo es, aquí todo es natural y autentico). Hoy después de cenar nos vamos al caiamba, al bar de la playa de elias que esa noche hay música en directo. La música es estupenda, tocan primero una pareja con guitarra eléctrica y guitarra bahiana, y luego otra con guitarra y cajón, al final tocaran juntos. El marco es incomparable, la luna que esta creciente se refleja en el mar, Elias ha colocado antorchas y ha preparado dos hogueras que en un momento determinado enciende. Uf, se me agotan los adjetivos. A la 1,30 volvemos por la playa hasta casa con dos caipirinhas en el cuerpo (creo que es mi tope, a la tercera no se, no se…) y muertos de la risa, otro día genial.

cinco...


5 de septiembre. Viernes

Carlos amanece igual que ayer y no puede andar , asi que la excursión prevista para hoy no puede ser porque aunque era en 4x4 por lo menos una pateada de 40 m hay, asi que como tampoco se ve por la noche bailando en los conciertos, decidimos irnos en el bus de la 1,30 en lugar de esperar a las 11,30 pm (lo de quedarnos hasta el domingo con las nuevas circunstancias imposible) en solo tres días hemos hecho coleguis, nos cruzamos con los cantantes que nos saludan de lejos y nos despedimos, en el autobús coincidimos con una de las chicas del bar que nos pregunta porque no acudimos a la actuación y le contamos lo del pie, etc… mas majica! Los de madrid que tambien se van de la chapada, pero ellos ya mañana sábado abandonan brasil. En fin en este pais la gente es amabilísima, te sonrie, te saluda. 6 hora de bus y a las 8 estamos en salvador de bahia. Tomamos un taxi que rapidísimo nos lleva a los ferrys y¡que suerte! Nos toca el catamarán nuevo, todo el mundo esta excitado por montar en el. La gente es muy agradable y ruidosa. En media hora estamos en la isla, en mar grande. Tomamos una combi que cargada mas de la cuenta nos lleva veloz por la isla hasta Cacha Pregos. Junto con el tuc tuc de vietnam la combi de brasil es un transporte muy recomendable.. Llegamos a casa sobre las 10 pm y por sorpresa porque no hemos podido localizar a wander que nos esperaba por la mañana. Lo saludamos, le contamos un poco por encima y a dormir.

4 de septiembre


4 de septiembre, jueves.

Tras el desayuno hoy nos vamos a Sosego esta vez como es mas complicada con guía, Raimundo. No nos podían haber elegido guía mejor porque su es madre conocedora de hierbas y plantas y el también se las conoce, también es musico. El paseo resulta muy agradable, haciendo paradas, reconociendo arboles, plantas, recogiendo semillas…hasta que empezamos el tramo de rio que hay que subir por las piedras (como en el vero) al ver que no se acaba nunca yo me agobio. Mas que agobiarme me agoto y pienso que si luego para volver otras tres horas asi me van a tener que llevar en brazos (la cabeza es poderosa) así que no llegamos a la cascada de Sosego porque retrocedemos. Hacemos una parada para retomar fuerzas (luego pienso que debiamos estar cerquísima) y carlos se da un baño en el rio de cocacola como lo llama raimundo por el color. Llegar hasta alli nos ha costado 4 horas (hemos parado mucho, eso si) vemos sitios muy bonitos como el lugar donde bajaba a beber el jaguar (onza la llaman aquí) hacemos parada y yo me doy un baño en una poza. La luz es la de la tarde y ha cambiado por completo. El sitio no tiene desperdicio, entre el agua, los arboles y las piedras. Raimundo nos enseña una casa de una garinpeira que se quemo con ella dentro una noche que se durmió bastante bebida y dejo una vela encendida. Muy dura la vida en aquellos parajes, me imagino lo que tenia que ser vivir sola alli dentro… pasamos de hacer foto. Continuamos y salimos ya del rio de nuevo al camino conocido y yo beso las piedras, Raimundo se ríe. Se ha reido bastante durante la excursión. Hacemos parada en una cabaña donde hay un conocido de Raimundo y me bebo la cocacola mas a gusto de mi vida. Continuamos. Llegamos a lençois sobre las 5 pm ¡desde las 9 am! Yo no puedo con las pestañas. Vamos a la posada y descansamos. Ducha y a las 8 nos vamos a cenar a un sitio que nos recomendó Raimundo donde se cocina comida tradicional de la zona. Efectivamente cenamos genial , gallina y carnero, acompañado del arroz con frijoles, cactus (que resulta muy meloso) una ensalada con patata como cruda fileteada pero muy especial, una salsa con platano… esta realmente bueno. Volvemos al bar del dia anterior y nos tomamos la dosis de caipirinha. Luego vemos parte de las actuaciones de esa noche pero a carlos le ha salido una vieja lesión en el pie y le duele, no puede estar de pie, asi que nos retiramos. Luego nos enteramos que la juerga se alargo hasta las 4, con batucada espontánea y todo.

el 3...


3 de septiembre. Miércoles.

Llegamos a lençois mas dormidos que despiertos a las 5,30 am, hace fresco y llovizna. La posada esta al lado de la parada ¡que bien! El desayuno no es hasta las 7,30 así que descansamos un par de horas. A las 8 estamos desayunando, el sitio tiene una pinta estupenda (el desayuno también) aquí ya estamos en el interior. La chapada diamantina tiene este nombre porque de aquí se sacaban diamantes. Hoy nos hacemos solos un paseo corto hasta el “ribeirao do meio” el camino (al que llegamos tras dar dos vueltas por otro sitio) es frondoso, super verde, con cabaña de apoyo a mitad y cervezas increíblemente frías. Tras dos horas llegamos al ribeirao, es un lugar con agua sin caida, el rio es de color naranja (mucho hierro) y baja con fuerza por las piedras. La orografía del terreno nos recuerda a la sierra de Guara. De vuelta hacemos parada en la cabaña anterior y luego hacia lençois, paramos a comer en un sitio en medio del bosque y probamos la gallina guisada. Todo perfecto. Por la tarde paseamos por el pueblo que es ideal, también lleno de color y de gente. Se prepara para un festival de música ese fin de semana. Aquí si que estamos turistas, por eso el pueblo cuenta con un monton de bares y restaurantes todos con encanto. El sabado se llenara de mas gente que viene al festival (actúa Gal costa) a parte de los turistas , artesanos y hippies. Esa noche cenamos pasta en un restaurante que se anunciaba en la cabaña del camino de esta mañana y después vamos a la terraza de un bar donde una pareja canta en directo y no lo hacen nada mal. Resulta muy agradable y encantador. Nos tomamos unas caipirinhas . La gente que lleva el bar (de nueva apertura) es encantadora. A las 12 a dormir que estamos muertos. Barajamos la posibilidad de irnos el domingo a la 1 en lugar del viernes a las 11,30 como teníamos pensado por ver el festival. Nos lo dejaremos sentir…


2 de septiembre




2 de septiembre. Martes

Desayunamos y tranquilamente nos vamos con las mochilas preparadas para pasar 4 días fuera de la isla. 1 hora de combi hasta mar grande. Alli tomamos el ferry (hoy no salen barcas por el viento) que en una hora nos dejara en salvador. Llegamos a las 2 y alli nos espera Pereira con su taxi musical que nos lleva primero a la rodoviaria para sacar billete para el autobús que nos llevar de noche a la chapada diamantina. Con los billetes en el bolsillo al hotel del primer dia donde nos guardaran las mochilas y asi libres de carga nos encaminamos al barrio de pelouriño. Llegamos y realmente es una pasada. Colonial, lleno de colores y gente pero tambien, niños pidiendo y gente pendiente de nosotros que cantamos como fleta ya que viven del turista, así que tenemos que empezar a decir, no,no,no. Buscamos un sitio al kilo para comer y luego a patear el barrio. Como aqui es invierno no hay muchos turistas, parece ser que desde noviembre a febrero o marzo esto se pone hasta arriba de gente y musica por todas partes. Este martes también escuchamos musica pero no tanta como pensábamos. Vamos a la escola de batucada mas antigua de salvador y aparte de que el dia que tocan es el miércoles, se encuentra en Japón ¡cagüen! Vamos a un teatro que nos habian dicho que representaban danzas típicas, africanas (la zona de salvador es la zona mas negra de brasil, parece ser) pero las actuaciones son el domingo. ¡joeeer! Bueno. No nos importa, un grupo de batucada toca por la calle y yo me veo una misa candomble ¡que energía! Esta abarrotada de gente que cantan con todo el sentimiento mientras se escuchan sonidos africanos. A mi me da la mano el papa santo… vemos tambien capoeira aunque luego te cobran por hacerles una foto, en fin! Mas tarde cenamos en una de las plazas interiores donde hay música en directo. Hay mas música preparada para tocar en varios rincones del barrio a lo largo de la noche pero nosotros tenemos que ir al hotel a por las mochilas y alli nos recoge un taxi que nos lleva a la rodoviaria. A las 11,30 sale el autobús en el que nos acomodamos para dormir…

Primero de septiembre, calor en el rostro


Dia 1 de septiembre. Lunes.

Hoy sale el dia con viento. Como nos acostamos mas tarde nos dan las 7,30 ¡que tardeeeee! Decidimos que sea relajado, así que retomo los apuntes hasta las 11 hora en la que embadurnados de crema nos vamos a patearnos la playa y a la vuelta paramos a comer en renato donde coincidimos con los wander y comemos con ellos incluida Adriana que vino de España ayer. Nos pasamos comiendo y echamos pequeña siesta. Luego wander con el coche nos acerca a Catú. Vimos la costa viniendo del manglar el otro dia, toda verde a la luz del atardecer. El pueblo no desmerece aunque con casas muy humildes. Hay muchos niños en estos pueblos y se les ve bastante felices, cuando salen del colegio, a jugar descalzos por la playa o por el pueblo en plena naturaleza. Hoy la puesta de sol es en Catú… volvemos al anochecer. Hoy preparamos cena para todos consistente en tortilla de patatas, queso, jamón y camarones plancha que compramos a un pescador por la mañana. Mañana nos vamos a salvador de bahia.

Si quereis ver mas fotos picar aquí...


miércoles, 24 de septiembre de 2008

amanece el 31.


Dia 31 de agosto. Domingo


Tras el desayuno decidimos estudiar un poco (los apuntes siguen en la maleta desde que llegamos) y después nos iremos solos a la capital Itaparica. Una combi nos lleva hasta el cruce (trocamento) a Mar Grande y allí otra combi nos llevara hasta Itaparica. Llegamos a la plaza de la que nos hablo wander, llena de arbolacos y terracitas de restaurantes al lado del paseo marítimo. Aquí vemos algún turista aparte de nosotros (5) y nos comemos una moqueca de pescado disfrutando como siempre. Tambien hay gente de la isla o bahianos. En la plaza hay una mujer vestida de bahiana que prepara comida típica, una especie de empanadillas rellenas de un puré de cuyo nombre no me acuerdo y otros ingredientes a elegir. Itaparica resulta ser preciosa, muchas casas de estilo colonial y pintadas de cal coloreada, paseo marítimo y playa que hoy como es domingo esta llena de gente. La música se oye por todas partes. Es mucho mas turística que Cacha Pregos. A las 4 tomamos la combi que nos llevara al trocamento de nuevo y luego otra que nos llevara a casa. Paramos en barraca de playa y tomamos cervecita helada viendo atardecer. Al anochecer de vuelta a casa oímos música en la plaza y nos acordamos del Hierro. Resulta que los fines de semana montan baile y sobre todo el domingo se llena de gente. Tocamos marro en casa y volvemos al baile, claro. Aquí se ha puesto de moda la ceresta (creo que se llama asi) y es música enlatada sin parar con un cantante y un teclado .Suena sin parar lambada, y otros ritmos similares que todo el mundo baila estupendamente, incluso nosotros. Santana que esta con un matrimonio amigo nos hace sentar con ellos y nos prepara caipirinhas (terminare enganchada) hoy por fin nos acostamos a una hora normal, las 12…

y así llegamos al 30 de agosto...



30 de agosto, sábado

Hoy toca de nuevo sesión a las 6,30 y después del desayuno paseo por la playa a buscar semillas. Hoy como no hay colegio hay muchos niños por la playa y mas gente. Comemos con los wander en Luna Nueva y probamos el plato típico de aquí, la moqueca. La hacen de todo, de camarones, de pollo, de langosta, de pulpo. Hoy la comemos de camarones y esta buenísima ¡no voy a comer otra cosa! Por la tarde wander nos lleva en barca a otra zona del manglar, hacia el pueblo de Catú , esta vez se mezcla con tierra y bosque de palmeras lo que lo hace mas exuberante, vemos montón de pájaros, garzas grises y blancas, martín pescador, periquitos. La vuelta la hacemos pasando frente a la costa de Catú que con la luz del atardecer es alucinante ¡aaaggggg! Vemos la puesta de sol desde la barca. No tengo palabras. Esta isla es un paraíso para los sentidos.

el 29;



Dia 29 de agosto, viernes

Hoy no hay sesión. Tras el desayuno tropical-español Wander nos lleva en su barca al arenal y hay que ir pronto porque a las 11 te socarras. El sitio como no, espectacular, parece que estás en otro planeta todo blanco y azul, es un espacio cambiante, depende del día y la hora todo cambia. Hay una zona de palmeras y bosque que pertenecen a la misma hacienda, no obstante almorzamos en una zona a la sombra que descubrió Wander. Todo es sorprendente, estamos encantados. Sobre las 12 volvemos. Hoy toca comer en el restaurante de Renato “luna nueva” nos pedimos pescado. Aquí todo lo acompañan de arroz y frijoles que me encantan. Comemos al aire libre, viendo el mar ¡como no! Antes de la siesta se nos ocurre tomar un caipirinha (estamos tan cerca de la barraca de santana) luego la siesta es inconmensurable. Hoy toca ver la puesta de sol desde la barraca de Elías el “caiamba” y resulta especial, puesta de sol alucinante, temperatura perfecta, suena la musica brasil y elias toca la armonica. Cuando nos vamos ya oscurecido me doy cuenta de que no te vas, te sales. Entramos y salimos de cuadros distintos y alucinantes desde que llegamos.


y llegó el 28 de agosto...


Día 28 de agosto de 2008

A las 5,30 empieza a amanecer y aquí todo se pone en marcha con la luz del sol, las personas, los pájaros, los perros y nosotros! Nos hacemos la 1ª sesión de yoga en la playa y cuando volvemos a casa son las 8 y tenemos el desayuno listo a base de zumos, frutas tropicales, mmmm… café, té, pan con aceite de oliva y jamón! Hoy hacemos paseo tempranero por la playa que en marea baja es inmensa, a las 11 y ya de vuelta (aquí el sol casca de lo lindo y aunque es invierno estamos en el tròpico) hacemos parada en el caiamba, otra barraca en la playa donde nos tomamos unas cervezas heladas a la sombra de unas palmeras ¡como reyes! Subidon, subidon. Volvemos a casa un poco socarradillos a pesar de las precauciones y a la 1 nos vamos a comer con los wander (aquí se come muy pronto) a un pueblico de al lado donde se come al kilo (ni que decir que aquí no hay restaurantes para turistas, los que hay son los utilizados por la gente del lugar) a las 2 nos espera carlinhos que nos dará un paseo en canoa de 2 o 3 horas por el manglar. Que sitio, que silencio. Aquí se mezcla el agua salada con la dulce y crece el mangle un árbol cuyas ramas buscan el agua hasta llegar al fondo. El paseo resulta espectacular, distinto. A la vuelta llegamos a tiempo de ver la 2ª puesta de sol. Alaaaaa! Luego hacemos alguna compra para tener algo en nuestra cocina para las cenas. De nuevo el sueño nos ataca, pero aun nos conectamos a internet y mandamos algunas foticos que nos cuesta un verano. Y así han pasado ya 2 dias, presiento que se va a hacer corto…




domingo, 21 de septiembre de 2008

27 de agosto en Itaparica

Día 27 de agosto 2008

Desayuno en el hotel y un taxi nos lleva al mercado modelo, al lado se encuentra el puerto de donde salen las barcas que llevan a Itaparica. Esperamos rodeados de bahianos. Por fin salimos y mientras nos alejamos de la costa podemos apreciar la diferencia entre la parte antigua de salvador y la moderna que parece Manhatan . Otros 40 minutos mas o menos le cuesta llegar a Mar Grande en la isla y según indicaciones nos vamos a la derecha donde las combis esperan para llevar a los distintos pueblos de la isla. Tomamos una bien destartalada que nos lleva a Cacha Pregos, no sin antes hacer 50 paradas para recoger personas que esperan en los pueblos o a lo largo de la carretera. Mientras uno conduce otro va gritando la dirección que llevamos para saber si tenemos que parar y también cobra. Así 1 hora después llegamos a Cacha Pregos donde Wander nos espera con su coche para llevarnos a la casa. Nos enseña nuestras posesiones (porque estamos solos) y su casa. Nunca había estado durmiendo tan cerca del mar, arena blanca, lleno de palmeras, totalmente tropical ¡y sin turistas! Nos cambiamos y a la 1 nos vamos a comer a un sitio en el pueblo que dan pescado frito. Conocemos al padre de Wander, Jose Luis. Después de comer, Wander nos enseña el pueblo que es muy pequeño, 2 o 3 calles 2 plazas y el mar, uff! Precioso, parece mentira que exista un lugar así sin turismo masivo. Volvemos a casa y probamos las hamacas que cuelgan de poste a poste en el porche, siestecica. Al caer la tarde (aquí anochece a las 5,30) vemos la 1ª puesta de sol ¡genial! Luego nos vamos a una de las barracas que hay a lo largo de la inmensa playa y nos tomamos la 1ª caipirinha. Buenísima. Volvemos a casa y aun son las 8 pero con el cambio de horario (en zaragoza seran la 1 am) nos caemos de sueño. Aun así aguantamos hasta las 10 y a dormir.

Samba de Roda


Con la firme intención de aprender a bailar samba de roda nos trasladamos a Brasil. Nos ha gustado tantísimo que queremos compartir con vosotr@s nuestro placer.
Salimos el 26 de agosto de Madrid a Salvador de Bahía. Patria de Carlinhos, de Wander, Adri y de otras y otros muchos genios tostados...
Día 26 de agosto 2008

Hablamos claro de O'recanto dos Sabiás
mas o menos el paraiso aqui, al lado...

Aterrizaje perfecto en salvador de bahía a las 7 de la tarde. Aplausos. Pasamos el vino, el aceite de oliva y el jamón sin problemas! Un taxi nos espera (este wander esta en todo) que nos lleva al hotel imperial en salvador tras 45 minutos de avenidas con un monton de circulación. El conductor que se llama pereira es amante de la música, así que hacemos el recorrido escuchando buena música brasil. Descargamos las maletas y pereira nos lleva a un restaurante a la orilla del mar para cenar. Parrillada y clavada pero todo es perfecto!


Mirad que fotos tan tropicales



sábado, 9 de agosto de 2008

de vuelta a Santander


Parece que fué ayer y ya hemos vuelto a visitar a las hermanas de Suesa. Esta vez, para mi ha sido un poco accidentado; ir, venir; volver a ir; ha sido como doble, lo cojo, lo dejo...

Ya se que no vais a colgar nada, pero es igual nosotros iremos poniendo cositas al gusto...

De momento alguna foto...


lunes, 18 de febrero de 2008

29/11/08


Hoy toca viajar todo el día. Nos vamos a Danang al aeropuerto para tomar el avión que nos llevará a Hochimin. En el avión nos preocupamos porque no sabemos como lo haremos n hochimin para pasar de nacional a internacional, ya que de ahí tomamos otro avión que nos lleva a Cambodia. Esto si que es el yoga y pensamos, cuando lleguemos ya veremos. Alucinante. Mientras yo espero que salga el equipaje, Carlos se da de narices con un tipo que lleva un cartel con mis apellidos y amablemente somos conducidos y depositados en internacional. Allí ya tranquilos esperamos el avión que nos llevará a Sen Riep. Llegamos a la Costa de Vietnam con temporal tropical de la leche y cuando nos hemos ido hemos dejado un tiempo buenísimos. Desde luego no se puede planificar nada, porque a lo mejor si no hubiera sido por el temporal, hno hubiéramos conocido a Ruben ni hubiéramos confraternizado con Little Fish…

veintiochodenoviembre




Nos despertamos en el nuevo hotel ¡viva la diferencia! Desayuno y a las 8 una moto nos lleva al embarcadero donde tomaremos el barco que nos llevara a lo largo del río Perfume. La primera parada en la pagoda de Thien Mu. Es preciosa, aquí vemos monjes. Segunda parada media hora después, la Tumba de Tu Duc. Espectacular, solo que los trabajos de restauración van lentos, restaurar estas obras monumentales tiene su guasa. Esta la diseñó el mismo Tu Duc y la empleba de residencia también. La tercera parada, pasamos de pagar y nos damos un corto paseo. La cuarta parada , la tumba de Minh Mang, alucinante también y sus jardines nada que envidiar a los franceses, aunque menos cuidados. Vamos a toque de corneta y no da tiempo de verlo todo. En la 5 parada nos llevan en moto a la entrada de la tumba que vemos por fuera. Nos entra el mono del verde y decidimos no entrar tampoco y volver paseando. Muy agradable. En el barco hemos conocido a una pareja de Zaragoza y ella dice conocerme del ayuntamiento. Por la tarde noche hemos quedado con Ruben en el Little y nos despedimos. El ya sube hacia el norte para luego pasar a China. Le hablamos de Sapa (que suerte que va hacia allá) nosotros tenemos muy claro donde iríamos de volver a Vietnam… Nos cuenta ruben que ha estado en una playa (la que hubieramos visto ayer de no ir al mercado) la de Tham Am donde le han invitado a un velorio y me pone los dientes largos. Bueno lo del mercado y la paella no lo cambio por nada!

27 noviembre 2008



Abro el ojo a las 6. Afortunadamente he dormido de un tirón. Nos vamos sin ni siquiera ducharnos (tantas ganas tenia de irme). El nuevo hotelito es un 5 estrellas en comparación con la pensión. Una buena ducha y todo empieza a cambiar. Salimos a la calle en busca de un sitio para desayunar, nos confundimos de calle y decidimos entrar en el primero que encontremos, entramos y ¡sorpresa! Nos econtramos a Ruben, el chico de Vitoria que conocimos en hoian. Nos cuenta que lo tienen medio de acogida y en agradecimiento les quier hacer una paella y una tortilla de patatas. Así que cambiamos excursión a la playa por visita al mercado que resulta de lo mas interesante. Disfrutamos regateando precios (llevamos chuleta con los precios que debemos pagar, asi ya se puede) Las mujeres del mercado no entiende donde van tres occidentales con compra ¿dónde las cocinais? Con Ruben aprendemos un poco a negociar el precio. Enseñar el dinero es fundamental una vez que lo ven se puede intentar rebajar el precio. A veces no se puede porque son orgullosos y creen cobrar el precio justo y a nosotros no nos gusta abusar…
A las 6 es la cita el rest. “Little Fhis”. Carlos y Ruben se meten en la cocina y comienzan a preparar la paella. La cocinera toma notas y el dueño amigo también. Tiene el rest. Con su primo y son Vietnamitas pero él con 18 años se fue a Australia, por eso entiende a viajeros como Rubén y les ofrece su casa a cambio de nada…
La cena un éxito. Tenemos Fotos del momento. Otra jornada también especial y completa

20 y seis



De camino a Hué, el autobús hace parada de media hora en la montaña de mármol. Son cuatro horas de viaje al final. Bajamos en la estación de autobuses que se supone que está cerca de la pensión que hemos elegido. Cargados con las mochilas vamos caminando, pero la distancia es directamente proporcional al peso que llevas encima de las espaldas. Constantemente somos abordados por hombres ofreciendo hotel, bicibay, moto y nosotros no,no,no, Carlitos casi pierde los nervios. La verdad es que cansa bastante tener que estar todo el día igual. Es lo peor de Vietnam, se buscan la vida y son muy plastas y aquí un poco más agresivos… Llegamos a la pensión y casi me da algo ¡Aj! Cutre que te pasas podría pasar si no fuera por la olor a humedad, me ahogo, cerrada a cal y canto, alambres en la ventana, imposible abrir, Aquí casi de hundo. Hago mutis y me concentro. Nos vamos rápidamente a buscar un sitio para comer y hablando se me pasa el mal rollo. Decidimos no quedarnos y buscar otro lugar en la guía. Nos apetece naturaleza, monte, ya que el mar no ha podido ser. Vamos a preguntar por excursión al parque natural de Bach ma y nos dicen que imposible. Está intransitable después del tifón… así que nos dedicaremos a ver tumbas y pagodas bajando por el río Perfume. Vemos la Ciudadela. Ciudad Imperia, 10 km de perímetro, como se sobraban, en todas partes cuecen habas. Atardece en la Ciudad imperial y Carlos se asoma al balcón al que se asomaba el emperador y le hacen una foto con sus melenas al viento. Esa cenamos escuchando música tradicional Vietnamita muy auténtica. Duermo como puedo esperando que llegue mañana para cambiarnos de hotel.

veinticinco



Tercer día en hoian y sigue lloviendo. Desde luego no se puede hacer planes. Es el último día y lo dedicamos a ver bien hoian que es bien bonito a pesar del barro y la lluvia. Visitamos alguna casa antigua y centros de reunión de familias. Por la tarde nos despedimos del café bobo y hacemos risas (como todos los días) por culpa del idioma. Pedimos ración calamares y nos traen arroz, finalmente lo solucionamos haciendo un dibujo. Mañana cambiamos de ciudad y nos vamos a Hué.

la luna está en 24



Hoy tenemos excursión a My Son. Hemos tenido la gracia de alquilar un coche en lugar de tomar el bus y así hemos llegado los primeros y por lo menos una parte lo hemos visto solos! Porque al cabo de una hora aquello parecía la m30. Eran templos Cham con influencia de India, Java… Pequeños pero con mucha carga. Por la tarde en hoian paseamos por el puente japonés y alrededores. Llueve otra vez. Esa tarde tomamos un té con el d Adahuesca que se trae a Rubén, un chico de Vitoria que ha conocido en el hotel y que lleva dos años viajando en bicicleta por Asia, Australia, Nueva Zelanda… Cambiamos el té por unas cañitas en un garito donde coincidimos con cuatro gallegos muy salaos y montamos tertulia. Alemanes, polacos, vascos, gallegos, italianos, 1 de Adahuesca… es otra de las cosas buenas de viajar.
Antes de las cañas hemos coincidido en un callejón con un abuelo que dormitaba en su casa sobre un camastro. Estas gentes viven de cara a la calle, todo abierto. Desde fuera se puede ver perfectamente sus camas y altares donde rinden culto a sus antepasados. Parece ser que en Vietnam para el Año Nuevo entre enero y febrero creo, invitan a los espíritus de sus muertos y así celebran todos juntos la fiesta ¡que majos! Bueno, pues el abuelo en cuanto nos ha visto mirar sus barquitos de hojalata, ha salido inmediatamente a vendernos (hemos comprado, claro) ¡la de cosas que nos hubiera podido contar este hombre de haber hablado su idioma! Nos conformamos con sentirlo. El día como todos da para mucho

y es 23


Pués no. Nos levantamos y llueve a cantaros pero ¡tampoco nos importa! Y después del desayuno nos vamos a la playa vestidos para la ocasión con capelinas hasta los pies y paraguas. Una hora y media de paseo bajo una manta de agua. Nosotros desde luego sí tenemos moral (que rima con temporal pero tropical) ¿Sera el yoga? Por fín llegamos a la playa. Desde luego sin lluvia y con sol debe ser la hostia. Enorme, palmeras casi hasta la orilla ¡mis masajes! Nos da para hacer foto y volvernos. Nos confundimos de calle y la hora y media se convierte en dos, así nos hacemos 8 Km. En casi cuatro horas antes de comer. Nos vamos a comer otra vez a “Mes amís” y la comida nos pone en paz con el mundo. Decicimos por unanimidad que es el mejor de todos los rest. Comes lo que el cocinero quiere (a elegir entre verduras ó carne y pescado) Para bajar la comida volvemos paseando a recoger un dvd con fotos que hemos descargado Buscando el sitio de marras llegamos otra vez casi hasta la playa, así que entre la mañana y la tarde nos hemos hecho casi 16 km. Llegamos muertos al hotel nos cambiamos y salimos a por un té. Siempre buscamos lo positivo, así que decidimos que la lluvia hace que haya pocos turistas (se debe de poner abarrotao cuando no es época de lluvias como ahora) También coincidimos con luna llena que es cuando celebran la “noche legendaria” y vemos como en todas las tiendas en la entrada como preparan altarcillos con ofrendas (incienso, velas, tabaco, dinero, flores, comida…) y hacen pequeñas hogueritas quemando papelitos escritos.

22 de mismo mes, vamos...




Hoy por la tarde salimos hacia la costa, hacia hoian. Nos esperan cinco días de relajación al sol en playas tropicales. Pero… oscuros nubarrones se cernían sobre nuestras cabezas!
A las 16,30 estamos en el aeropuerto de hoian donde nos espera un taxi que nos llevará al hotel. El chofer nos espera con un cartel en las manos en el que se lee CARLOS. Nos encanta (por una vez…) hoian nos recibe con lluvia, pero no nos importa. Después del hotel paseo por la ciudad a la que llaman la venecia de Vietnam, realmente es preciosa a pesar de estar medio inundada por las lluvias, cosa que tampoco nos importa! Entre otras cosas hoian es famosa por sus sastrerias y en una de ellas coincidimos con uno de ¡adahuesca! Joeeeer que pequeño es el mundo. Terminamos cenando ssssstupendamente en el restaurante mes amis. Luego llamadica a padres que no se lo esperaban ¡que majicos! Hoy el día ya no da para más así que nos acostamos a ver si mañana luce el sol.

y hoy es 21 de noviembre...




Hoy por la mañana dejamos la isla y volvemos al barco y una vez más ¡que pasada! Disfrutamos de nuevo de la visión que nos ofrece la bahía de halong esta vez bien despejado.
De vuelta en el hotel de Ha noi nos espera una sorpresa. Por circunstancias totalmente ajenas a nosotros no nos han guardado habitación para esta noche y la señora nos ofrece amablemente la suya ¡donde vive con su marido! Para que nos aseemos mientras nos preparan una “habitación” en lo más alto, Resulta ser el cuarto de uno de los chicos que trabajan en el hotel y el cual se instala en el sofá del descansillo-salita del hotel. Aquella noche fuimos visitados por algo… algo que corría por la habitación, esa habitación llena de maletas y bolsas. Tan pronto “algo” estaba debajo de la cama como en la puerta donde estaban nuestras mochilas. Mientras Carlos dormía plácidamente, yo imaginada que podía ser aquello que tan rápidamente recorría la habitación. Finalmente imaginé que se trataba de uno de los gatitos que rulaban por el hotel y así conseguí dormirme, nunca lo sabré.
Como nada permanece, por fín amaneció y abandonamos aquel cuarto…

20 de noviembre, o asin...

Creo que es la primera vez que duermo en un barco de estas características. A las 5,3 a.m. abro el ojo y como no puedo dormir más me subo a cubierta y ¡en buena hora! Porque ver amanecer en la bahía de halong es alucinante. Que cantidad de sensaciones, el silencio, la brisa, la humedad. Carlos ha subido detrás de mí y ya está haciendo fotos. Nos viene a visitar un amigo…
A las 7 a.m ya tenemos agua caliente así que ducha y a desayunar. Nos llevan a la isla más grande de la Bahía, Cat ba. Los cinco pasajeros que haremos noche en la isla somos introducidos en una furgoneta y nos llevan camino de la población donde está el hotel. La ruta nos permite ver que la isla es muy frondosa y verde (nos acordamos de el Hierro). La de caminos que tiene que haber para perderte, pero llegaremos a la conclusión que es muy difícil moverte de una manera autónoma. A mitad de camino paramos y dejando las mochilas en el microbús nuestro guia “nos lleva de excursión” por el parque natural de la isla. Empezamos a subir escaleras absolutamente imposibles que nos llevaran finalmente hasta la parte más alta de la isla ( 330m) El último tramo más que subir trepamos por rocas y al final sudando por todos los poros de mi cuerpo ¡sorpresa! 200 turistas en la cima asfixiados como nosotros (hacía un sol de juticia) mirándonos unos a otros y todos pensando lo mismo… ¡que no suban maaaaas! Pero, subimos a la parte más alta de una torre de forestal y ¡oh! Todo se olvida, el calor, la gente, el cansancio, ahora solo disfrutar de las vistas, de la soledad, del silencio otra vez. Todo merece la pena en este país porque al final siempre hay algo fabuloso.
Una vez en el hotel comemos y por la tarde a encontrar las playas (hay tres ) a cual más bonita. Nos quedamos en la segunda. De camino hemos visto las casas flotantes, son pescadores y también les vemos salir en su barcas a toda la familia. En la playa hay poca gente, nosotros y algún turista más incluidos un grupo de vietnamitas chillones (luego dicen de nosotros)Bañito en el mar de china y vemos oscurecer mientras a Carlos le dan un fantástico masaje. Yo, tan espabilada y prudente como siempre (como ya es tarde) decido dejar lo de los masajes para cuando lleguemos a Hoian. Comenzamos la vuelta por el camino que rodea la costa y vemos y sentimos anochecer (otra vez subidón) La verdad es que la isla nos encanta y no nos hubiera importado quedarnos hasta cansarnos. Por la noche pasamos un rato con una pareja de actores italiano-suizos a los que hemos conocido aquí. Llegamos paseando, dejándonos llevar por una música de percusión y flauta hasta una fiesta, que resulta ser una boda. Vemos desde fuera a los novios de pié y envueltos literalmente en gasas (eso nos parece) fuera están los músicos y los invitados. Un grupo de hombres nos invitan a sentarnos, están bebiendo algo en la calle. Finalmente decimos que no, que gracias. Así terminamos otro día también genial

19 de noviembre




De madrugada hemos vuelto a Ha noi y a las 8 a.m. llega el autobús que nos llevará a la Bahía de Halong, no sin antes dar una vueltecica de 30 minutos por la ciudad recogiendo viajeros como nosostros. El viaje que pensábamos de 1 hora ha resultado de 3 horas ¡como conducen Dios mío! Pero al fín hemos llegado a Halong. Como nos habían dicho superturístico. Cientos de barcos de madera enormes esperando a su grupo de turist, pero creemos que es la única forma de ver la Bahía. Por fín llegamos y la verdad es que merece la pena que te lleven como a un auténtico turista durante unas horas porque lo que se abre ante nuestros ojos es espectacular. Temo que las fotos no hagan aprecio. El día no está muy despejado lo que le da un aspecto aún más onírico. Nos hacen una paradiña para visitar una cueva enorme natural y preciosa y que invadimos convenientemente. Conocemos una gente muy maja en el barco, a Taina (o algo asi) alemana, tres polacos, una pareja de ingleses y otra tailandesa. Aunque el ingles de Carlos no es muy fluido ¡como se enrolla el tío!